Visita a Almansa 21/03/2017

Hacía tiempo que le debía una visita a esta localidad por numerosas razones y, al fin, un soleado día de primavera, se me presentó la ocasión perfecta para saldar esta deuda.

Avanzaba desde el este hacia tierras manchegas, por la misma ruta legendaria que desde siempre ha unido el Levante con la meseta y, ante mí, se abrieron paso los llanos de Almansa. El paisaje que tantas veces había imaginado se me reveló entonces con total claridad. La vasta llanura, escenario del campo de batalla, los cerros que la circundan formando una especie de uve muy abierta, las lagunas, el sinuoso curso del río de Los Molinos, y la ciudad al fondo solitaria, protegida por su imponente castillo.

Castillo y villa de Almansa desde la plaza. Fuente: Medios propios.

Fachada del actual ayuntamiento de Almansa. Fuente: Medios propios.

Detalle del pórtico de la Iglesia. Fuente: medios propios.

Patio interior del actual ayuntamiento. Fuente: medios propios.

Castillo de Almansa. Fuente: Medios propios.

Alrededores del castillo de Almansa. Fuente: medios propios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De Almansa me llevo un buen cúmulo de sensaciones todas muy agradables; el paseo tranquilo por sus calles, por los alrededores del castillo, el patio del Ayuntamiento, el exquisito gazpacho manchego que tuve el placer de degustar. Pero, sin duda, el mejor recuerdo me lo llevo de la visita al museo de la batalla; allí pude comprobar el esmero e ilusión con el que está dedicado a recordar su historia, que como ellos bien dicen es la historia de todos. Y el enorme placer de conocer a personas como Herminio, que con gran pasión y admirable rigor histórico, nos condujo por un viaje fascinante a la memoria de todo lo que aquí pasó y no todos conocen realmente.

Maqueta recreación de la villa de Almasa en el siglo XVIII expuesta en el museo de la batalla. Fuente: medios propios.

Detalle de armas y soldados expuesta en el museo de la batalla de Almansa. Fuente: medios propios.

Anuncios