Valencia

Es el escenario el que se desarrolla la mayor parte de la novela. Entender cómo era la Valencia del tránsito del XVII al XVIII ha supuesto emprender un viaje fascinante al pasado de mi ciudad natal. Rodeada todavía por la muralla medieval, lo primero que impresionaba al verla eran los formidables puentes sobre el río Turia y los majestuosos portales de entrada. Intramuros, las calles eran estrechas y los edificios por lo general de poca altura. Valencia estaba plagada de conventos e iglesias.

Muralla y puentes de la ciudad. Fuente: Internet.

Muralla y puentes de la ciudad. Fuente: Internet.

Puente y Portal de la Trinidad. Fuente: Internet.

Puente y Portal de la Trinidad con la ciudad al fondo. Fuente: Internet.

Puente y Portal de San Jose. Fuente: Internet.

Puente y Portal de San Jose. Fuente: Internet.

Puente y Torres de Serrano. Fuente: Internet.

Puente y Torres de Serrano. Fuente: Internet.

En esta época Valencia conoció un periodo de apogeo económico, gracias principalmente a la riqueza de la huerta y un importante auge del comercio de la seda. Una nueva burguesía profesionalizada en estos negocios se asienta en la ciudad.

mapa-oculto

Plano de la época representando la ciudad de Valencia y sus alrededores: La Huerta. Fuente: Internet.

plano valencia antigua

Plano de la ciudad de Valencia elaborado por Tomás Vicente Tosca a principios del siglo XVIII. Fuente: Internet.

img-20160711-wa0003

Maqueta de la ciudad de Valencia elaborada a partir del plano de Tomás Vicente Tosca. (Hall del museo de Valencia). Fuente: Medios propios.

En el plano cultural también se vive una apertura sin precedentes, de la mano de destacados personajes valencianos, hacia nuevas ideas procedentes de las corrientes ilustradas de Europa. A pesar de ello, una enorme carga religiosa lo inunda todo y sigue dominando todas las esferas de la vida pública y social. Los puntos neurálgicos de la ciudad eran la plaza de la Seo y la plaza del mercado.

Aspecto exterior de la Lonja de la seda en el año 1870. Fuente: Internet.

Aspecto exterior de la Lonja de la seda en el año 1870. Fuente: Internet.

Aspecto de la plaza del mercado en el siglo XVIII. Fuente: internet.

Plaza del mercado con la Lonja y la Iglesia de los SS.Juanes al fondo, siglo XVIII. Fuente: internet.

Anuncios